Sin llegar a contar con problemas derivados del uso de neumáticos en mal estado, uno de los defectos que más se encuentran en los coches son pastillas de freno desgastadas o en mal estado. Esta situación, puede conllevar a afectar negativamente en nuestra seguridad y la del resto de usuarios que se encuentren en la carretera. Por ello, es importante realizar y cumplir correctamente con las revisiones periódicas que necesite tu vehículo, entre ellas, revisar las pastillas de freno en San Fernando de Henares.

En este artículo, te contamos los riesgos que puede ocasionar conducir con las pastillas de freno desgastadas, y qué aspectos debes tener en cuenta para evitarlo.

Peligros de las pastillas de freno desgastadas

En concreto, las pastillas de freno en un vehículo protegen los discos de freno contra el desgaste. Cuando se desgasta el forro de los frenos, puede deformar los rotores. Esto dará lugar a un aumento de los gastos de sus servicios de reparación de frenos.

Por lo que, es importante cuidar las pastillas de freno para no incrementar enormemente los costes de reparación de nuestro vehículo. Entre los peligros de llevar unas pastillas de freno en mal estado o desgastadas se encuentran:

Mayor probabilidad de accidente

Todo el que tenga un coche terminando utilizado, por lo que es inevitable que circulemos por la vía pública. Sin embargo, es importante contar con todas las características del vehículo en buen estado, y en especial las pastillas de freno.

Contar con las pastillas de freno en mal estado implica más tiempo para frenar tanto en carretera o en un paso de peatones, por lo que la probabilidad de accidente es muy superior, ya que será casi imposible frenar rápidamente en caso de emergencia.

Con las pastillas de freno gastadas en carreteras resbaladizas, es difícil detenerse por completo.

Por tanto, implica un alto riesgo para otras personas y usuarios que vayamos conduciendo con unas pastillas de freno gastadas o en mal estado. Por ello es importante revisarlas en el momento que tengamos nuestra revisión periódica establecida.

Las pastillas de freno gastadas pueden reducir la actuación

Al conducir por ciudad constantemente con las pastillas de freno gastadas, tardaremos mucho más tiempo en conseguir actuar con el vehículo. Esto, puede implicar que no consigamos frenar a tiempo en una rotonda, girar en la dirección correcta, acceder a una salida o en un paso de peatones.

También puede ocurrir, especialmente si hay una pastilla de freno más gastada que otra, que cada vez que frenemos notemos que el coche gira en una dirección que no hemos planeado, llevándonos hacia calles en dirección prohibida o contra algún vehículo aparcado.

Cómo prevenir el mal estado de las pastillas

Puede evitar cualquiera de estos peligros que pueden llegar a surgir al contar con las pastillas de freno gastadas, es importante prestar atención a las señales de advertencia que le advierten que las pastillas de freno están gastadas.

  • Escuchas un chirrido cuando te detienes.
  • El pedal del freno vibra cuando le aplica presión.
  • Si revisar las pastillas de freno parecen delgadas.
  • Sus frenos chirriarán cuando aplique presión al pedal.
  • Su automóvil se detiene a un lado de la carretera.

En el caso de que notes alguna de estas situaciones, deberemos parar nuestro vehículo para llevarlo al taller y corregir el problema, tanto por nuestra seguridad como por la del resto de personas y usuarios.

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!