Más tiempos sentados en un mismo lugar, menos actividad física. Este es uno de los retos a los que nos enfrentamos en nuestro nuevo estilo de vida y que puede genera algunos problemas de salud a corto y largo plazo, como dolor de espalda o cervical.

Los espacios de nuestro hogar destinados al teletrabajo, habitualmente, no están del todo adaptados para esta finalidad, por lo que es posible desencadenar este tipo de dolencias con el tiempo.

En estos casos, es cuando hay que recurrir al fisioterapeuta, el cual, puede ayudar a las personas a aprender a colocarse bien, enseñarle ciertos ejercicios para tonificar partes del cuerpo más descuidadas al no salir tanto de casa y por supuesto, mejorar su dolor mediante diferentes técnicas como el masaje y los estiramientos. Por ejemplo, este centro de fisioterapia en Pozuelo está totalmente especializado en este tipo de problemas.

El teletrabajo: su aspecto negativo

El teletrabajo cuenta con muchos aspectos beneficiosos, por ejemplo, a nivel personal puede ayudarnos a reducir el estrés al contar con un horario más flexible, no tener que desplazarse, y facilita el hecho de pasar más tiempo con la familia e hijos.

Por otro lado, también reduce los costes al no tener que contar con tanto espacio en una oficina. Sin embargo, el trabajo a distancia también lleva un efecto negativo para la salud. Además de la cuestión psicológica, al reducir notablemente la interacción social con compañeros de trabajo, es bastante común contar con dolor de espalda y de cuello.

En este tipo de casos es cuando deberemos reflexionar sobre acudir a profesionales especializados en este tema, como es la osteopatía (dentro de la fisioterapia), la cual cuenta con técnicas especializadas y enfocadas en el hecho de liberar aquellas zonas de la columna que se someten a mucha tensión por este tipo de situación laboral, por lo que es importante acudir a un osteópata pozuelo para que pueda valorar de una forma especializada tu situación y ponerle la solución más adecuada.

Pasar muchas horas sentados, aspecto perjudicial para nuestra espalda

El cuerpo humano está diseñado para movernos de manera constante, en ningún caso para pasarnos la mayoría del tiempo del día sentados. Por esta razón, uno de los dolores más comunes con los que contamos las personas que pasamos mucho tiempo sentadas es el dolor de espalda, especialmente en la zona lumbar o cervical.

Al estar mucho tiempo sentados, además de que la columna pierde su función principal, generalmente solemos hacerlo en una postura que no es la correcta, perdiendo la curvatura normal de la zona lumbar y es en este momento, cuando comenzamos a darnos cuenta del dolor de espalda. Una forma de resolver este problema es acudir a un fisioterapia para que pueda guiarnos y asesorarnos sobre ejercicios para solucionar esto y poder reducirlo en la medida de lo posible.

De igual forma, es importante comenzar a ser conscientes de que necesitamos movernos más en nuestro día a día para alejarnos de una vida sedentaria y de este tipo de problemas como son los dolores de espalda.

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!