corte-digestion-mito

¿Cuántas veces nos habrán repetidos nuestras madres y abuelas la típica frase?; “No puedes bañarte hasta que pasen al menos dos horas después de comer”, ahí tirados debajo de la sombrilla mirando pasar a la gente durante todo ese tiempo ¡Se me había eterno!

Pero, hoy te traigo en este artículo todo lo que debes saber sobre el conocido corte de digestión y sí de verás deberás cumplir con estas dos horas o no.

 

La realidad sobre el corte de digestión

Los cortes de digestión existen, pero no se producen a causa de lo que le estamos atribuyendo realmente, es decir, no se te cortará la digestión por darte un baño en la playa o la piscina.

Lo que si puede ocurrir es lo que se llama “Shock periférico” y se produce a causa de una bajada brusca de la tensión arterial produciendo una pérdida de conocimiento. Esta situación ocurre cuando cambiamos bruscamente de temperatura corporal y puede acabar en ahogamiento.

 

Causa de este shock

Como te he mencionado, esto no va a ocurrir por haber comido o no. De hecho, puede ocurrirte, aunque no hayas comido nada durante días.

Esto puede darte si, por ejemplo, estamos expuestos al sol pasando mucho calor y nos metemos en el agua helada directamente. Lo que provocaría un cambio brusco de la temperatura de nuestro cuerpo.

 

Cómo evitar esta situación

Para poder evitar que ocurra este shock deberemos meternos en el agua poco a poco para que la temperatura de nuestro cuerpo se vaya reduciendo de manera progresiva y no de manera brusca.

Ve mojándote despacio y por partes como las piernas, los brazos hasta meterte finalmente entero. Así, tu cuerpo irá adaptando la temperatura o no tendremos que pasar por esta desagradable situación.

Debes tener en cuenta que, si acabas de practicar ejercicio, comido en abundancia o haber pasado horas expuesto al sol puede haber incrementando tu temperatura corporal. Estas situaciones incrementan el riesgo de sufrir este shock.

 

Síntomas comunes de este shock

Entre los síntomas más comunes de sufrir este cambio brusco de temperatura se encuentran:

  • Dolor de cabeza
  • Visión borrosa
  • Zumbido en los oídos
  • Mareo
  • Náuseas
  • Dolor de estómago
  • Pérdida de conocimiento

Debemos estar muy atentos a sí se presentan estos síntomas para reaccionar rápido y salir del agua. Es mejor perder el conocimiento en la orilla que dentro del mar o bajo la piscina, además de pedir ayuda lo antes posible.

Lo más propensos a que sufran esta situación son niños pequeños y ancianos, aunque también puede darse en personas adultas. Por lo que siempre será buena decisión estar pendiente.

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!