cara roja ejercicios

Si has llegado a este artículo, es porque al igual que a mí me ocurre acabo con la cara como un tomate después de una sesión de ejercicio.

El enrojecimiento de la cara o acabar con la cara roja tras hacer ejercicio físico es una respuesta totalmente normal de nuestro cuerpo por lo que no tendrías porque preocuparte, excepto si perdura mucho tiempo después de la sesión.

 

Acabar con la cara roja tras hacer ejercicio

Seguramente te habrá pasado en más de una ocasión. Recién terminas una dura sesión de ejercicio y tu con la cara roja como un tomate.

Esto tiene su explicación, al hacer ejercicio se eleva nuestra temperatura corporal natural y nuestro cuerpo intenta compensarlo para reducirla enviando a la sangre a “recoger” ese calor para poder reducir la temperatura.

La mayor rapidez de la sangre provoca que nuestra cara se enrojezca debido a la concentración de esta, pero tranquila porque en unos minutos después de la actividad física todo volverá a la normalidad, no hay nada de qué preocuparse.

Este proceso se denominada como vasodilatación, que al hacer ejercicio físico ya sea un entreno con pesas, yoga, spinning, running, boxeo… nuestros vasos sanguíneos se dilatan por la explicación anterior provocando que nuestra cara se enrojezca.

Aunque es cierto, que no a todas las personas les ocurre, esto dependerá un poco de cada uno ya que habrá casos en los que apenas se note la rojez mientras que a otras personas se les enrojezca muchísimo más.

 

Otras causas

Si por otro lado, esto se ha producido fuera de una sesión de ejercicio deberás controlar que no perdure más de unos 30 minutos o una hora ya que podría significar algún problema hepático o por haber bebido bebidas alcohólicas.

Bebe bastante agua, toma frutas y deja a un lado las bebidas alcohólicas y la cerveza que no te harán ningún bien.

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!