Cumplir con nuestras horas de sueño es un indicador de bienestar general. En general, nos pasaremos hasta un tercio de nuestras vidas durmiendo.

Las horas de sueño varían en función de nuestra edad, aunque también dependerá de nuestro estilo de vida, niveles de trabajo y estrés diario.

En este post, te traigo una estimación de cuántas horas deberías dormir según tu edad para poder estar descansado y lleno de energía. Todos estos datos están recogidos de la National Sleep Foundation (NSF)

 

Horas de sueño según tu edad

Las nuevas recomendaciones de horas de sueño según tu edad son las siguientes:

Recién nacidos (0 – 3 meses)

El rango de sueño ideal para esta edad es entre 14 y 17 horas de sueño.

 

Bebés (4 – 12 meses)

Entre 12 y 15 horas diarias de sueño.

 

Niños pequeños (1 – 5 años)

Entre 10 y 13 horas al día de sueño.

 

Niños en edad escolar (6 – 12 años)

Entre 9 y 13 horas al día de sueño.

 

Adolescentes (13 – 17 años)

Se recomienda entre 8 y 10 horas.

 

Adultos jóvenes y adultos (18 – 60 años)

Las horas de sueño recomendadas son entre 7 y 9 horas al día.

 

Adultos mayores (+60 años)

El rango de sueño ideal sería entre 7 y 10 horas.

 

Recomendaciones para mejorar la calidad del sueño

A veces, podemos estar muy agotados a pesar de haber cumplido con las horas de sueño recomendadas para nuestra edad, pero es cierto que más que la cantidad de horas también su calidad es un factor muy importante.

Son muchos los factores que pueden llegar a incluir en la calidad del sueño. Algunas recomendaciones para mejorar la calidad de nuestras horas de sueño son:

  • Establece un horario de sueño que se pueda cumplir a diario.

Así, nuestro cuerpo sabrá que está llegando la hora de dormir y nos costará mucho menos poder descansar. Si, por el contrario, cada día nos dormimos a una hora diferente será más difícil poder mantener una calidad óptima de sueño.

  • Crea una rutina previa al sueño

Un aspecto que puede ayudarnos a mejorar la calidad de las horas de sueño es seguir una rutina previa como, por ejemplo: ducharnos, cenar, ver una serie, lavarse los dientes e irse a la cama.

Si sigues los mismos pasos a modo de ritual antes de dormir cada día, te costará mucho menos quedarte dormido y mejoraremos la calidad del sueño.

  • Evita el alcohol y la cafeína

Este tipo de sustancias perjudican a nuestra calidad del sueño, por lo que no nos ayudará a descansas y obtener un sueño reparador.

  • Estar cómodo en la cama

Cada persona tenemos unas manías concretas a la hora de dormir, lo ideal es que te sientas cómodo con la temperatura de la habitación, el ruido o la luz ambiental.

 

Más detalles

La NSF ha revisado estas horas de sueño según tu edad para ofrecer unas recomendaciones bastante rigorosas en la que podemos estimar nuestra duración de sueño para mantener una correcta salud física y mental.

Cómo se puede observar en las recomendaciones de las horas de sueño según la edad, estás necesidades están especialmente relacionadas con la etapa de la vida.

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *