Proponerse dejar de fumar es una decisión muy importante, y es cierto que es el primer paso, pero, al fin y al cabo, conseguirlo es una cuestión de fuerza de voluntad. El mayor problema y obstáculo que se nos interpone a la hora de dejar de fumar de una vez por todas es sin duda, el síndrome de abstinencia.

En este sentido, ningún método garantiza la efectividad totalmente, ni tan siquiera los tratamientos con parches o chicles que aportan nicotina, pero si es cierto que puede facilitarnos un poco el proceso, al final, será la voluntad del paciente.

La acupuntura para dejar de fumar

Por otro lado, si hablamos de la acupuntura como posibilidad para dejar de fumar, parece que la voluntad es nuevamente la clave del éxito, aunque, no hay estudios que demuestren su eficacia real afectando a las ganas de fumar tras dejarlo. Los expertos en acupuntura avalan que su principal efecto está más realizando con otro ámbito, y es que genera la indiferencia del paciente hacia el tabaco, es decir, que nos ayudaría a eliminar el síndrome de abstinencia permitiendo dejar de fumar de manera más sencilla.

Un tratamiento estándar para dejar de fumar con acupuntura dura entre 4 y 5 semanas, pero en realidad el número y la periodicidad de sesiones de acupuntura necesarias para dejar de fumar depende de cada paciente.

Para llegar a tranquilizarte, no, la acupuntura no es un proceso doloroso para el paciente, básicamente en el tratamiento antitabaco suelen aplicarse unas 10 o 15 agujas (agujas tan pequeñas como el calibre de un pelo) colocadas estratégicamente para reducir las ganas de fumar, es más, algunas agujas permanecen en el cuerpo adheridas con ayuda de una cinta adhesiva hasta que el mismo paciente o el acupuntor se las extraiga.

De esta forma, se ayudaría a reducir las ganas de fumar para conseguir combatir la adicción de manera más sencilla.

Los especialistas en acupuntura comentan que un componente importante y relevante del éxito es el tiempo que el paciente ha estado fumando, ya que cuanto más año hayas estado más tiempo necesitará para eliminar la adición por completo, de modo que cuanto más elevado sea éste tendrá menos posibilidades de llegar a dejar de fumar o más posibilidades de recaer en el hábito transcurrido algún tiempo.

Beneficios de dejar el tabaco

Aunque es un camino complicado, si estás leyendo este artículo es porque estás muy decidido en dejar de fumar, por lo que es importante que al haber tomado esta decisión no abandones.

Para ello, me gustaría comentarte algunos de los beneficios de dejar de fumar:

  • El aliento, ropa y cabello olerán mejor, incluso, la casa si fumaba dentro.
  • Su sentido del olfato mejorará notablemente y los alimentos sabrán mejor, por lo que no tendrá que añadir tantas especias o sal a los alimentos.
  • Sus dedos y uñas de las manos lentamente perderán el color amarillo que han ido tomando con el paso del tiempo.
  • Sus dientes dejarán de estar manchados lentamente, e incluso se pueden volver más blancos.
  • Tenga en cuenta que, si tiene hijos puede estar influenciándoles a fumar en futuro.
  • Los amigos tendrán más disposición para estar en su automóvil o su casa debido al olor que desprende el tabaco.
  • Puede ser más fácil encontrar una pareja, ya que muchas personas no soportan el olor del tabaco.
  • Ahorrará dinero. Cada vez el tabaco es más caro y es un gasto adicional al mes.
  • Mejorará su salud en diferentes ámbitos: presión arterial, pulso cardiaco, respiración…
  • No seguirá elevando las posibilidades de cáncer.
  • Disfunción eréctil en el caso de los hombres
  • Problemas en el embarazo o aborto espontáneo en el caso de mujeres.

Como ves, son algunas razones de peso para continuar con la decisión y dejar de fumar de una forma definitiva.

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!