mitos-verdades-fitness-deporte

Existen muchísimos mitos que a pesar de los años aún permanecen como verdades absolutas. He recopilado 5 de los mitos más comunes que se escuchan entre las personas que realizan ejercicio habitualmente.

¡No olvides dejar en los comentarios si aún eras víctima de alguno de ellos! Lo ideal es seguir aprendiendo sin parar para seguir mejorando en este estilo de vida saludable.

 

Las agujetas es signo de entrenar bien

Este es uno de los mitos que más se oye por el gimnasio, y según se dice “Cuando se entrena realmente bien es cuando aparecen las agujetas”, pero lo cierto es que aunque se presenten las agujetas no significa que el entrenamiento haya estado bien, pero tampoco que no aparezcan quiera decir que hayamos realizado los ejercicios mal.

Las agujetas aparecen cuando realizamos ejercicios o movimientos para el que nuestros grupos musculares no estaban preparados para soportarlos, las agujetas se producen al realizar el ejercicio en sí, pero notaremos los síntomas entre unas horas y 72 horas. Las agujetas surgen a causa de pequeñas microrroturas en las fibras musculares y estará la molestia hasta que se hayan reparado.

Cuando realizamos bien el entrenamiento, es normal que se produzcan microrroturas, pero no tiene por qué llegar al punto de producirse agujetas.

Además, el hecho de que aparezcan las agujetas puede estar afectado también por otros factores como por ejemplo un mal descanso del grupo muscular que hemos trabajado, mala alimentación o no hacerlo en la cantidad adecuada, deshidratación, entre otros. Obviamente acompañados de una sesión de entrenamiento, no suelen aparecer agujetas por sin más solo por estar un poco deshidratado, ¡aunque así nos podría servir de aviso!

 

 

Cuanto más dure la sesión de entrenamiento, más rápido vendrán los resultados

Este mito está más presentes en personas que buscan obtener resultados más rápido de lo normal, especialmente para los meses de verano cuando se quiere conseguir lo de un año en prácticamente 15 días.

Lo cierto es que la cantidad de entrenamiento, tanto de horas como de sesiones por semana dependerá de tu objetivo y sea cual sea tu cuerpo necesita un tiempo para recuperarse. El exceso de entrenamiento puede llevar a incrementar el riesgo de lesiones, cansancio, desmotivación e incluso a alejarme más aún del objetivo.

Planifica las cosas bien, con paciencia, cambiar un estilo de vida no es cosa de 15 días.

 

 

Los hidratos de carbono engordan al tomarlos por la noche

Creo que este mito ha estado con nosotros prácticamente desde el inicio de los tiempos del universo y en realidad tiene su lógica, si consumes muchos hidratos por la noche serían muchas calorías consumidas y se tendrá que guardar como grasa porque nos vamos a dormir y no la gastaremos.

Pero en realidad no es cierto, porque puedes gastar esas reservar al día siguiente perfectamente, e incluso mientras duermes se sigue consumiendo calorías.

Lo que te hará bajar o subir de peso es el total de calorías que acabes consumiendo a lo largo del día. Si has terminado consumiendo más calorías de las que necesitas se almacenarán como reserva grasa mientras que, si has consumido menos calorías perderás grasa por el déficit calórico.

Puedes calcular las calorías que necesitas al día con esta calculadora de calorías.

 

 

Hacer cardio para tonificar el cuerpo

Este se refiere a la creencia de que para “tonificar o marcar” nuestro cuerpo se debe realizar ejercicios de cardio durante horas para conseguirlo. Nada más lejos de la realidad, para conseguir un cuerpo marcado influyen dos procesos una etapa de aumento de masa muscular y una etapa de definición muscular.

Puedes ver más información sobre estas etapas y sus diferencias haciendo clic aquí

Pero lo que tienen en común, es que en ambos casos se debe trabajar con pesas, mancuernas, barras y ejercicios que impliquen un impacto en nuestro cuerpo. Por lo que realizar únicamente ejercicios con nuestro propio peso corporal o ejercicios de cardio en exclusiva no nos ayudará para este objetivo.

 

Convertir la grasa en músculo

La grasa es grasa y el músculo es músculo. El músculo no se convertirá en grasa si se deja de realizar ejercicio, ni tampoco la grasa se convertirá en músculo al hacerlo.

Estos dos tejidos de nuestro cuerpo son diferentes, cuentan con estructuras diferentes y no se pueden transformar el uno en el otro. Esta creencia se tiene especialmente cuando somos principiantes y pensamos que poco a poco iremos perdiendo grasa a la ver que ganamos músculo.

Pero lo cierto es que no es posible eliminar grasa a la vez que ganamos músculo, porque cada proceso tiene una alimentación contradictoria y deberán turnarse. Por esta razón existen las dos etapa que te comentaba en el anterior mito, las etapas de definición y la de volumen.

 

 

Pinterest

3 comentarios en “Los 5 mitos fitness que debes dejar de creer”

  1. Hola Violeta.
    Te sigo en youtube, Facebook, y por aquí.
    Tengo una duda, yo me llevo a mi trabajo un pote de almendras para ir picando durante el día, y unas barritas de cereales, mi idea es subir de peso.
    Hace poco un compañero de trabajo me dijo, que las almendras se usaban para hacer dieta, y bajar de peso. Es eso cierto?. Por favor sacame esa duda.. Mil gracias.. Besitos.

    1. Hola linda, la respuesta es según… ningún alimento te va a hacer aumentar masa muscular por sí solo ni tampoco perder grasa, no es un único alimento el que influye en el resultado sino el conjunto de todo lo que acabas comiendo durante el día, durante la semana, durante el mes…
      Los frutos secos tienen más calorías que otros alimentos como puede ser una manzana, lo que tienes que ver es si consumes MÁS CALORÍAS de las que gastas durante el día, si es así, subirás de peso y si además lo acompañas de una rutina de entrenamiento con pesas enfocada a aumentar, aumentarás masa muscular poco a poco.
      Ahora si aunque comas almendras, no alcanzas las calorías diarias para aumentar, ni tampoco las calorías para mantener tu peso, es decir que comes MENOS CALORÍAS de las que gastas a diario, perderás peso y puede que no solo grasa sino también músculo, dependerá de cuanto sea el déficit calórico.
      Espero haberte ayudado a entenderlo aunque solo sea un poquito mejor, besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *