meal prep

 

El meal prep semanal se trata simplemente de organizar y elaborar con antelación los diferentes ingredientes para preparar todo el menú de la semana siguiente.

A simple vista, puede parecer una auténtica locura el tener que preparar la comida de 7 días, pero después se vuelve muy sencillo y cómodo ya que únicamente tendrás que combinar los ingredientes ya preparados durante la semana. Por lo que, al final ahorrarás muchísimo tiempo, tanto en la preparación de cada plato, pensar que hacerte y en el supermercado.

En este artículo vamos a ver cómo organizar de una forma muy sencilla nuestro meal prep semanal, ¡así que toma nota porque empezamos!

 

Cómo organizar la comida para toda la semana

Si te resulta más cómodo escuchar y ver en lugar de estar leyendo todo el artículo puedes ver este vídeo. En este vídeo te explico todo lo necesario para preparar todas las comidas sanas de la semana:

Pasos para elaborar tu propio meal prep semanal:

 

Planifica tu menú semanal

El primer paso para organizar la comida de la semana de una forma muy sencilla será planificar lo que vamos a comer cada día de la semana.

Elaborar tu menú semanal es muy sencillo, sólo tendrás que ir colocando las diferentes comidas de cada día. La principal ventaja es poder ver en un solo vistazo si las comidas están equilibradas.

Aquí encontrarás consejos para organizar tu menú semanal saludable.

 

Lista de la compra

Ahora que ya tenemos listo nuestro menú de la semana pasaremos todos los ingredientes que necesitamos a la lista de la compra.

Puedes comprar los diferentes ingredientes donde más te apetezca, pero recuerda que siempre es una buena opción acudir a fruterías, carnicerías y pescaderías. Obtendrás alimentos generalmente de mayor calidad.

Teniendo la lista de la compra completa tardaremos mucho menos tiempo yendo al mercado que en el supermercado, evitarás las colas en la caja al salir y el estar dando vueltas buscando los alimentos.

 

Preparar ingredientes

Con todos los ingredientes en nuestra cocina es hora de comenzar.

Verduras: Lávalas y prepáralas como hayas establecido en tu menú de la semana: Cortadas para una ensalada, asadas como acompañante o crudas.

Dejar preparadas las hojas de lechuga o escarola ya cortadas, los tomates, el aguacate, maíz o la zanahoria pelada y cortada es una forma muy rápida para tomar una ensalada entre semana.

TIP IMPORTANTE: Para conservar mejor alimentos como el aguacate ya cortado échale un poco de jugo de limón. Su jugo le ayudará a mantenerse en buen estado durante más días.

Carnes y pescados: Trocéalo y alíñalo a tu gusto, puedes cocinar al vapor, cocida, a la plancha o al horno ¡Como prefieras!

Evita el exceso de aceite al cocina, en crudo es aceite es muy saludable pero con las altas temperaturas de la sartén o en la freidora, por ejemplo, pierde sus propiedades.

Si eres vegano o vegetariano también puedes dejar listo alimentos como el tofu.

Legumbres y cereales: Cuece para toda la semana, no sólo para una ración. Tardará exactamente lo mismo añadas 100 gramos o 500 gramos, así, ahorrarás muchísimo tiempo porque sólo tendrás que prepararlo una vez.

 

 

Guardamos las raciones

Ahora iremos guardando todos los ingredientes en diferentes tuppers herméticos. Si te es más cómodo puedes etiquetarlos escribiendo que contiene cada recipiente.

Podemos guardar cada ingrediente por separado o combinarlos para tener ya nuestro plato preparado, esto es más a gusto personal. Todas las legumbres, pescados y carnes puedes congelarlas si lo ves conveniente aunque para una semana no le pasará nada en la nevera.

 

 

 

Consejos para realizar tu meal prep semanal

 

  • El horno es uno de los electrodomésticos que más gasta en el hogar, incluye todos los alimentos de tu meal prep que puedas para malgastar lo menos posible. El hecho de realizar la preparación de la comida de toda la semana en un único día te permite encender el horno sólo una vez en toda la semana.

De otra forma, podríamos llegar a encenderlo varios días con el fin de preparar un único plato en un día de la semana.

  • Evita la monotonía. Es muy importante que cada semana vayas cambiando el menú semanal para evitar que siempre sea exactamente igual. Intenta nuevas recetas saludables, nuevos ingredientes o nuevas formas de cocinar.

No se trata comer lo mismo siempre sino de planificar un menú para toda la semana y que puedas ahorrar tiempo.

  • Coloca tu planificador de menú semanal a la vista durante toda la semana. Así , sabrás perfectamente toda la comida que tendrás que preparar en tu meal prep y cuando para que día es cada alimento. La organización es la clave.

 

¿Utilizas algún consejo extra para la elaboración de tu meal prep?

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *