La ortodoncia invisible es un nuevo y avanzado tratamiento para corregir los defectos de nuestra dentadura sin la necesidad de emplear los tradicionales Brackets que se suelen utilizar con frecuencia. Este novedoso procedimiento es mucho más discreto, que se basa en Brackets más discretos con otros materiales más sutiles, la creación de unos alineadores o férulas transparentes que se van ajustando a la posición de los dientes y estructura de cada persona para ir corrigiendo la posición hacia una más adecuada.

El equipo odontológico de Majadahonda está especializado en todo tipo de tratamiento de ortodoncia, y en especial, en la ortodoncia invisible en Majadahonda.

Esta opción de ortodoncia es perfecta para aquellas personas que en realidad no quieran llevar Brackets, pero sí corregir su dentadura en cuanto a problemas de desviación de la posición de dientes, sobremordida o apiñamiento.

Tipos de ortodoncia invisible

Actualmente, existen diferentes tipos de ortodoncia invisible, como son:

  • Brackets de cerámica

Este tipo de Brackets sigue el mismo procedimiento que los Brackets tradicionales, con la diferencia del color de este bracket que es mucho más similar al del color de los dientes. Este aspecto provoca que sea más útil y casi imperceptible.

  • Brackets de Zafiro

Este procedimiento si es más novedoso, ya que emplea piezas de cristal de bastante resistencia, con un aspecto más estético.

  • Brackets linguales

Una de las técnicas más populares, ya que son bastante efectivos al contar con el mismo procedimiento que los bracket tradicionales, pero estos se colocan en la cara interior del diente, no en el exterior.

Por tanto, a simple vista no podrían apreciarse.

  • Alineadores invisibles

También conocidos como técnica invisalign, y se basan en la colocación de una especie de funda llamada férulas que podrás quitarte y ponerte. Obviamente, cuanto más tiempo se utilice antes terminarás el procedimiento.

Ventajas de la ortodoncia invisible

Al igual que ocurre con la ortodoncia tradicional, buscamos lograr una correcta posición de los dientes y una correcta mordida para recuperar la salud de nuestra boca y sonrisa.

Aunque es cierto, que este tipo de ortodoncia, tal y como es la ortodoncia invisible, cuenta con una serie de ventajas adicionales con respecto a la tradicional, como son:

Más discreta

Este tipo de ortodoncia invisible es mucho más discreta, ya que no se aprecia tanto a simple vista como la tradicional y sin duda, es un aspecto que agradecen los pacientes que optan por este tipo de tratamiento y alternativa.

Esto, hace que el tratamiento sea más fácil de llevar, y al igual que la tradicional, logra conseguir lo mismo resultados.

Mejor higiene bucodental

Este aspecto se centra en las férulas o alineadores invisibles que corresponden a la ortodoncia invisible se deben quitar antes de cada comida, por lo que el cepillado es mucho más sencillo al no quedar restos en unos Brackets fijos como ocurre con la ortodoncia tradicional.

Por tanto, la limpieza diaria de los dientes es más rápida y sencilla.

Menor cantidad de molestias

La ortodoncia invisible emplea técnicas más modernizadas para la corrección de los dientes, concretamente más suave por lo que la inflamación de las encías que surge en las primeras semanas del tratamiento es mucho más leve.

Por lo que el paciente contará con menos dolor en el proceso de corrección de los dientes.

Más comodidad con los alineadores

El paciente puede retirar la ortodoncia invisible si lo necesita, por lo que se hace un proceso más llevadero que en el caso de la tradicional, ya que el hecho de poder quitarse la prótesis para comer y cepillarse los dientes, lo que supone una ventaja para seguir un buen mantenimiento de higiene bucal.

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!