romper estancamiento entrenamiento gym

Durante las primeras semanas de entrenamiento es cuando mayores cambios seremos capaces de apreciar debido a la adaptación que tiene que hacer nuestro cuerpo para poder realizar los ejercicios que estamos incorporando. Pero una vez superado este período y para evitar el estancamiento tendremos que ir proporcionadle a nuestro cuerpo una mayor intensidad de entrenamiento.

 

Rompe con el estancamiento
de una vez por todas

 

Es bastante habitual ver a personas realizando los mismos ejercicios y con el mismo peso sin añadir peso adicional durante meses mientras ven que están estancados en el progreso. Por eso, hoy os traigo unos consejos para dejar de estancarse en los entrenamientos.

 

 

Consejos para no estancarse en el gimnasio

  1. Cambios en la rutina de entrenamiento

Es importante alternar uno o dos ejercicios en tu rutina de entrenamiento para evitar los estancamientos. Puedes realizar estos cambios una vez al mes o al mes y medio, así podrás proporcionar nuevos estímulos a tu cuerpo.

 

Alternar los ejercicios
e ir subiendo intensidad

 

También deberás ir subiendo la carga de peso a medida que vayas progresando en los diferentes ejercicios, así conseguirás que puedes seguir avanzando y obtener mejores resultados.

 

  1. Realizar el movimiento del ejercicio por complejo

A medida que vamos incrementando el peso en un ejercicio solemos realizar un movimiento más corto para que nos cueste menos, hay que intentar siempre realizar una fase concéntrica óptima y una fase excéntrica bien controlada. Quiero decir que es importante realizar el movimiento del ejercicio de manera completa para poder estirar la musculatura.

Es mejor calidad en el ejercicio que cantidad de peso, recuerda esto siempre.

 

  1. Controla las calorías que comes

Otro de los aspectos que puede estar influenciando tu estancamiento en el gimnasio es que no estés consumiendo las calorías que necesitas. Para poder incrementar la fuerza o aumentar masa muscular hay que consumir más calorías de las que se gastan, sino tendemos el riesgo de ir perdiendo fuerza o que entremos en un estancamiento a largo plazo.

 

La alimentación es clave
para evitar los estancamientos

 

  1. Da preferencia a los ejercicios multiarticulares

El hecho de entrenar con máquinas parece muy sencillo, pero no enseñará a trabajar nuestro cuerpo en conjunto. La mejor opción es combinarlas con ejercicios multiarticulares con mancuernas o barras, como por ejemplo el press banca o el peso muerto.

Este tipo de ejercicios te ayudará a continuar avanzando todo tu cuerpo de manera conjunta y te vendrá genial para evitar un estancamiento en el entrenamiento.

 

  1. Realizar un descanso de un par de días

Entrenar con demasiada frecuencia las mismas partes de nuestro cuerpo puede llevarnos directos a un estancamiento prologando. Esto se debe a que no permitirnos un tiempo para que podamos recuperarnos del ejercicio incrementando así, el riesgo de lesiones.

 

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *