diferencia entre los hidratos de carbono simples y complejos

 

¿Qué son los hidratos de carbono?

De los hidratos de carbono es de donde sacamos la mayor parte de la energía necesaria para realizar todas las tareas del día, se suele recomendar que este macronutriente corresponda del 50% al 60% de las calorías totales que necesitamos cada día.

Por esto, es importante que aunque estés en una etapa de definición o estés buscando adelgazar no suprimas por completo este macronutriente, para evitar que estés de bajón y demasiado cansada. Para conseguir estos objetivos sólo tienes que adaptar las calorías diarias a las que necesitas, no eliminar nutrientes.

Debes saber también que los carbohidratos se pueden separar en dos grandes grupos: Simples y complejos. ¿Sabes en qué se diferencian?

 

Diferencia entre carbohidratos simples y carbohidratos complejos

Carbohidratos simples

Este tipo de carbohidrato simple se absorbe rápidamente y nos proporcionará energía inmediata, súper energía perfecta para ponerte a punto antes de comenzar a hacer ejercicio.

 

No todos los azúcares
son iguales

 

Estos hidratos de carbono parecen los malos de la película en nuestra dieta, pero no es del todo cierto, en realidad necesitamos tanto hidratos simples como complejos.  Sólo que este término está muy asociado al azúcar blanco, el cuál no nos aporta ningún nutriente y además nos incrementa el número de calorías que consumimos y provocando picos de azúcar perjudiciales para nuestra salud.

Pero esto no quiere decir que los carbohidratos simples sean todos perjudiciales, en este grupo podemos distinguir dos subgrupos:

Carbohidratos simples saludables

Algunos de los alimentos que cuentan con hidratos de carbono simples y que también cuentan con nutrientes que te ayudarán a mantener tu salud son la miel, la mayoría de las frutas y algunas verduras.

En este caso el azúcar con el que contaría es la fructosa, unos carbohidratos simples, que está presente de manera natural en las frutas y la mayor parte de verduras. Este tipo de azúcar es beneficioso para nuestra salud debido a que en este caso está complementado con otros nutrientes necesarios para nuestro cuerpo. Pero ¡Ojo! Otra cosa que no tiene nada que ver es la fructosa que se comercializa de manera aparte como edulcorante, no las confundas.

Carbohidratos simples malvados

Estos serían los carbohidratos que han dado la imagen de negativos a todos los azúcares, debido a que su consumo lleva asociadas enfermedades como la diabetes tipo II o colesterol.

Los alimentos que se encuentran en este grupo constarían de alimentos refinados o procesados como la bollería industrial, las golosinas o las bebidas azucaradas y refrescos.

 

Carbohidratos complejos

La espelta, legumbres, avena, espinacas, brócoli o los cereales integrales son algunos de los alimentos que cuentan con este tipo de hidratos de carbono complejos. La diferencia principal con los carbohidratos simples, es que estos cuentan con una estructura molecular más compleja que en el caso anterior. Los hidratos de carbono complejos son muy ricos en fibra, vitaminas y minerales esenciales.

Nuestro cuerpo tardará más tiempo en absorberse, evitando los picos de azúcar. Ya sabéis que si mantenemos nuestro control de azúcar en sangre podemos evitar enfermedades como diabetes, triglicéridos o colesterol.

Echarle siempre un vistazo a los productos que compráis y fijaros en la cantidad de azúcar refinado o más conocido como glucosa añadida que lleva, que en muchas ocasiones ya veréis que es mucho más de lo que se piensa, como en el caso de los refrescos.

Pinterest

2 comentarios en “Carbohidratos simples o complejos: ¿Qué son? ¿Qué diferencia hay?”

  1. Bravo, Violeta 👏hay todavía personas que por afición al deporte y la vida saludable te recomiendan evitar los hidratos de carbono al completo y sobre todo por la noche, me parece una recomendación muy obsolota. Ya que, lo realmente importante es ajustar los macronutrientes sin eliminar ninguno. 😊

    1. Sii!! Realmente hay estudios que afirman que no tiene tanta importancia el momento en el que consumas las calorías, sea de día o de noche, las calorías con las que cuentan son las que son y no van a cambiar. Lo que te hará subir de peso es pasarte del total de calorías que necesitas diariamente, no el hecho de comer más por la mañana que por la noche.
      Gracias por aportar un poquito al blog, mil besitos Laura!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *