Cada gimnasio es diferente, de eso no cabe duda, pero lo que si es cierto es que en muchos de ellos (especialmente en los más conocidos o franquicias) suelen contar con los espejos algo manipulados. 

espejos-gimnasio

Esto puede parecer algo irreal, y al igual que ocurre en los probadores de ropa de las tiendas, los  espejos de la mayoría de los gimnasios están trucados para que nos veamos mejor durante y después del ejercicio. 

 

¿Están trucados los espejos de los gimnasios?

Normalmente, en la mayoría de los gimnasios, los espejos están manipulados para que nos ayuden a mantener la motivación de seguir apuntados y continuar yendo a entrenar. 

Así, cuando nos veamos en el espejo podremos vernos mejor y con más progresos de los que esperábamos conseguir en tan poco tiempo. Si desde los primeros días apuntados en el gimnasio comenzamos a ver resultados, por poco que sean, nos ayudará a motivarnos para no dejar de seguir acudiendo a nuestra sesión de ejercicio. 

 

Cada espejo tiene su truco

Cada gimnasio suele tener salas muy bien diferenciadas. Las principales son una sala de pesas, una sala de spinning y otra sala para hacer clases como body pump, pilates, GAP o abdominales. 

Pues bien, cada sala tiene su clase pero también tiene su tipo de espejo en función de las personas que acuden a esa sala. Por ejemplo, en la sala de pesas acudirán personas que quieran aumentar masa muscular o tonificarse por lo que tiene sentido que ese espejo y las luces estén combinadas para hacer verte más marcado y definido. 

Si desde la primera semana ya puedes ver en el gimnasio que estás consiguiendo marcarte ¿porque ibas a dejarlo tan pronto? Aquí está el truco de los espejos. 

Al igual ocurre con la sala de pilates, donde en este caso normalmente acudirán personas que quieran bajar de peso y eliminar grasa corporal. Así que, estos espejos estarán pensados en hacerse ver más delgada y no tan marcada. 

Con esto quiero decir, que cada sala cuenta con su propio espejo para actuar de manera diferente en función del objetivo de las personas que suelan acudir a esta. 

 

Jugar con las luces y los espejos, ahí está la clave

Para conseguir este efecto óptico para que los que asisten al gimnasio se vean mejor es necesario combinar un juego de luces y sombras con la posición de los espejos. 

 

Las luces

La posición y potencia de la luz es realmente importante para poder conseguir un efecto adecuado en función de la sala, pudiendo hacernos más delgadas o más marcadas según su posición y la potencia de esa luz. Además, también se debe analizar cómo afecta esa luz a cada uno de los espejos. 

 

Posición de los espejos

Como os he mencionado, las luces juegan un papel importante pero también lo es la posición y el ángulo de los espejos.

Por poneros un ejemplo, si el espejo está un poco inclinado hacia atrás y se combina con una luz trasera nos hará vernos más altos y delgados, con un abdomen más definido por las sombras que nos aporta. 

Por esto, un buen gimnasio deberá tener también estos aspectos en cuenta ya que de esto puede depender que tenga un gimnasio lleno o vacío de nuevos miembros. 

 

Conclusión

Seguramente, nada más leer este artículo irás corriendo al gimnasio a comprobar todos los espejos que encuentres, hasta yo misma acabé haciéndolo en cuanto fui consciente de esto. Pero tengo que decirte que no todos los gimnasios cuentan con esto, aunque ya quedan muy pocos los que no lo hacen.

Los gimnasios que suelen invertir más en seguir creciendo contarán con una buena gestión de las luces, sombras y espejos para crear esa ilusión que puede motivarnos a seguir entrenando y mantener a sus clientes. 

Y por otro lado, nosotros lograremos vernos mucho mejor físicamente en el gimnasio que en el espejo de nuestra propia casa, lo que nos hará ir al gimnasio varias veces a la semana. 

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!