Aunque por un día concreto no ocurre nada, siempre será mejor opción para consumir el pan integral que el blanco. Sin embargo, en determinadas ocasiones podemos pensar que estamos consumiendo pan integral cuando realmente no es así.

pan-integral-real

Encontrar pan integral que realmente lo sea, es más difícil de lo que puede parecer. La mayoría de los panes que ofrecen los supermercados más conocidos son blancos, aunque se especifique que sea integral. Lo única diferencia es que suelen llevar un pequeño porcentaje de salvado de trigo integral o una pequeña proporción de harina integral.

Pero realmente esto no les convertiría en pan integral.

 

Los engaños del pan integral más comunes

Hacer pan blanco es más económico y rápido que el pan integral, por lo que a las grandes cadenas de supermercados les sale mucho más rentable aparentar que es integral que hacerlos realmente.

Entre los engaños más comunes que practican entre la variedad de panes se encuentran:

  1. Añadir un poco de salvado de trigo o de otro cereal para cambiar el color del pan.
  2. Añadir una pequeña proporción de harina integral para oscurecer el pan.
  3. Añadir otros cereales para dar imagen de ser más saludable. Los cereales más comunes suelen ser espelta, avena o centeno.
  4. Vender el pan blanco con semillas.
  5. Poner en el envase “fuente natural de fibra” o similares.

 

Cómo reconocer el pan integral

Un pan realmente integral sería aquel que esté elaborado en totalidad o al menos de un 90% con harina integral. Para asegurarte de esto tendrías que echar un vistazo a la lista de ingredientes para saber si verdaderamente han utilizado harina integral.

Por tanto, desconfía de mensajes comerciales como:

  1. Fuente de fibra
  2. Que en la lista el primer ingrediente sea harina de trigo (sin especificar de grano entero o integral)
  3. Por ser el pan marrón o color oscuro.

 

Conclusión

El pan integral es más recomendable que el pan blanco. Esto es a causa de que nos aporta un mayor número de minerales, vitaminas y nutrientes. Sin embargo, aunque pensemos que estamos consumiendo pan integral a diario puede que esto no sea cierto.

La mayoría de las cadenas de supermercados siguen unas estrategias para reducir costes e incrementar su margen de beneficios. Por esto, llevar una alimentación saludable se nos puede dificultar un poco.

Quizás, la mejor opción, es optar por panadería que estén a pie de calle y con la que tengas una cierta confianza o ofrezca diferentes tipos de panes caseros naturales y artesanos.

Pinterest

One thought on “Pan integral ¿Qué nos venden realmente?”

  1. Es uns gran verdad, los supermercados no venden pan 100 ÷ integral
    Yo lo experimente cuando empecé a hacer mi propio pan
    Hoy en día lo hago para vender, con harina 100 por cierto integral y semilla integradas
    P. D la harina centeno es color café oscuro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!