Las pesadillas son un fenómeno que comienza a ocurrir en la infancia, y pueden experimentar cualquier persona de forma ocasional o recurrente.

En este post te explico porqué tenemos pesadillas y qué podríamos hacer para reducirlas pudiendo descansar mejor por las noches.

¿Por qué tenemos pesadillas?

Existen muchas teorías que intentan dar explicación al hecho de porque tenemos pesadillas y la función de los sueños en general, y aunque aún a día de hoy no tenemos una explicación clara y contrastada, existen varias hipótesis bastante consistentes por el momento.

La función de las pesadillas y los sueños en general que más fuerza ha tomado, es la idea de una función evolutiva de nuestro cerebro, la cual, nos ayudaría a preparar ideas para el día siguiente mientras dormimos. Todos los aspectos de los sueños, son simplemente nuestra forma de manifestar y recordar emociones del mundo real, muchas veces, emociones que están de manera subconsciente.

Cuando las emociones son muy intensas o desagradables es lo que vendrían a ser lo que se denomina una pesadilla.

Como he mencionado, todo esto vendría a ser una de las hipótesis.

Cómo prevenir las pesadillas

La forma más eficaz de prevenir las pesadillas sería no tener emociones, de ningún tipo, pero como esto está un poco complicado siendo personas humanas, podremos al menos reducir las siguientes situaciones:

  • Reducir el estrés y la ansiedad. Este tipo de situaciones incrementa la actividad del cerebro y puede desencadenar que las emociones que estén en este se manifiesten con más fuerza provocando las pesadillas.
  • No tomar cenas copiosas o sustancias excitantes como café o bebidas energéticas, ya que nos dificultará el sueño y nos encontraríamos más en estado de alerta.
  • Consumo de medicamentos contra el insomnio pueden llegar a provocar pesadillas, al igual que los antibióticos.
  • Ver películas de terror o violentas horas antes de acostarse.
  • Fiebre alta.
  • Situaciones estresantes o incómodas como puede ser una mudanza o un divorcio.

Practicar actividades como el yoga o ejercicio de manera regular pueden ayudarte a reducir de forma drásticas la frecuencia de la aparición de las pesadillas.

Consejos para un buen descanso

Para ayudarte a prevenir las pesadillas, es esencial que contemos con una buena rutina de sueño para irse a dormir de forma relajada. Algunos consejos que pueden ayudarte son:

  • Cena de manera más o menos ligera y unas dos horas antes de irte a la cama.
  • Bebe un poco de agua para no despertarte a mitad de la noche por sed.
  • Crea una rutina de noche para antes de dormir que deberás repetir cada día, así tu cuerpo comenzará a relajarse antes de meterte en la cama a descansar.
  • Evita la luz de aparatos electrónicos y los ruidos molestos.
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!