sin-azucar-añadido 

receta tarta de queso fitness

¿Quién puede resistirse a esta tarta de queso fitness?

Una buena cheesecake de verdad tiene que tener una masa crujiente estilo galleta y un buen relleno con alguna mermelada acompañado de deliciosos frutos rojos.

Tienes que probar a preparar esta receta de tarta de queso porque  cumple con los requisitos a la perfección, además de ser súper sencilla de hacer.

Esta versión saludable de la receta de tarta de queso o cheesecake cuenta con muy pocas grasas, contiene hidratos de carbono complejos y proteínas de calidad. Por lo que podréis tomarla tanto si estáis buscando aumentar masa muscular como si lo que queréis es perder grasa.

 

Ingredientes para la base de la tarta de queso:

300 gramos de copos o harina de avena

12 claras de huevo

En España venden claras de huevo ya separadas en diferentes supermercados, pero si en tu país no existe este formato puedes utilizar las claras de huevos separando la yema.

 

Ingredientes del relleno de nuestra cheesecake:

300 gramos de queso de untar light estilo philadelphia

350 gramos de queso fresco batido 0%

½ vaso de bebida de avena u otra bebida vegetal

6 láminas de gelatina neutra

Como veis, tan solo necesitaremos unos pocos ingredientes muy sencillos de encontrar en cualquier supermercado.

 

Pasos para preparar la tarta de queso fitness:

Preparamos la base de la cheesecake

Para esto necesitamos mezclar muy bien con la ayuda de una batidora o licuadora las claras y los copos de avena hasta que consigamos una masa homogénea, quedará algo pastosa, pero con esto no quiero decir que el resultado sea sólida del todo.

Tomamos un recipiente hondo y que sea apto para el horno y esparcimos la masa por toda la superficie de este, así como por los laterales, deberá quedar con la forma del recipiente.

Introducimos en el horno durante 10 – 15 minutos a 180 grados para que la masa se endurezca un poco y tome la forma.

 

Preparar la gelatina

Toma un bol y llénalo de agua tibia, una vez tengas esto introduce las láminas de gelatina y déjalas en remojo mientras preparamos el relleno de la tarta.

Puedes dejarlas todo el tiempo que necesiten, deberán ablandarse para que podamos usarlas.

 

Es hora del relleno

Para preparar la mezcla de quesos de la tarta necesitamos una olla algo profunda donde introduciremos los dos tipos de queso, el queso de untar light y el queso fresco batido.

La colocamos a fuego medio y sin parar de remover añadimos ¼ de vaso de bebida de avena, cuando este todo muy bien mezclado añadimos las láminas de gelatina ya hidratadas y el otro ¼ de vaso de bebida de avena.

¡Ojo! no tiene que hervir, retíralo antes de que lo haga, porque si no es posible que se corten los lácteos y no se haga correctamente.

 

Añadimos el relleno

Una vez tengamos bien mezclado el relleno, vertemos la mezcla encima de la masa en el mismo recipiente hondo.
Introducimos el recipiente directo a la nevera para que se vaya cogiendo forma lo que sería nuestra tarta de queso fitness.
Sólo nos queda que coja una forma consistente por lo que tendrá que estar en la nevera durante 5 – 6 horas. 

Una vez haya pasado este tiempo podrás añadirle frutos rojos como arándanos, frambuesas o moras y alguna mermelada sin azucares añadidos.

Pinterest

5 comentarios en “Receta de tarta de queso fitness”

  1. Que rica que se ve la recete, a mi me encanta el pay de queso, será buena opción solo tengo una duda, no veo lleve endulzante el relleno solo llevara el dulzor de la fruta???

  2. Hola, Violeta. Soy de Argentina y acá no se usa el queso batido, le puedo poner otra cosa o con usar solamente el Philadelfia no hay problema?

    Gracias

    1. Hola Ailin!! ¿En Argentina venden requesón o alguno similar? Ese puede servirte, bátelo y ya sería lo mismo que el queso batido que enseño para la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *