ansiedad comer

Cuando ocurre la ansiedad por la comida, no comemos porque tengamos hambre sino porque se nos presenta una necesidad física que es realmente difícil de controlar. Acabamos en la cocina arrasando con todo lo que se nos ponga por delante, todo esto se debe a una respuesta emocional que debemos aprender a controlar.

Por esto, en este artículo te traigo una serie de tips para ponerle freno de una vez por todas a la conocida como ansiedad por comer-

 

Causas comunes de la ansiedad por comer

La principal causa que lleva a una ansiedad incontrolable por la comida suele encontrarse con una mala gestión de las emociones negativas.

Especialmente, se da en situaciones de estrés, preocupación o inquietud sobre algún tema que nos perturba. Todo esto tiene su explicación, ahora, vamos a analizar las principales causas que llevan a una ansiedad por comer.

 

Alivio temporal de las emociones negativas

Esta situación se da principalmente a causa de que al comer liberamos diferentes tipos de hormonas, entre ellas, se encuentra la dopamina o también conocida como hormona de la felicidad.

Por esta razón, si se está habituado a utilizar la comida como vía de escape es totalmente normal que nuestro cuerpo busque “animarse” y salir de esa emoción negativa con la comida.

Así, obtendremos un alivio temporal a la tristeza o al estrés, al menos, mientras sigamos comiendo. Esto puede resultar muy peligroso porque en muchas ocasiones comeremos más de lo que nuestro cuerpo puede asimilar produciendo vómitos, obesidad o colesterol.

 

Incapacidad de gestionar las emociones

Aprendemos muchas cosas cada día, pero es cierto que no solemos aprender a gestionar nuestras emociones. El enfado, el amor o la frustración son emociones realmente fuertes y con mucha energía.

Si no aprendemos a gestionarlas de manera adecuada podemos sufrir las consecuencias como hacernos daño a nivel físico o emocional. Además, cuando existe esta mala gestión y acaba superándonos es cuando podemos presentar la conocida como ansiedad por comer para compensar estos desajustes emocionales.

Obteniendo una respuesta positiva que nos libera por unos instantes de las emociones que no podemos controlar.

 

 

Reprimir emociones negativas

Desde pequeños, nos han enseñado que las emociones como la tristeza, el enfado o la frustración son malas y que debemos evitarlas o al menos reprimirlas.

Es ahí, cuando puede comenzar la vía de escape ante la comida.  La comida obtiene un papel de escape que busca cubrir esas emociones que intentan salir a toda costa.

Si te has sentido totalmente identificada, no las reprimas, no existen las emociones malas o buenas. Hay que aprender y comprender cada una de nuestras emociones o sentimientos para crecer como personas.

 

Usar la comida como fuente de placer

Esta situación se da especialmente en personas que la mayoría de las ocasiones están deprimidas o frustradas por la situación de vida actual.  Una situación que puede comenzar a evitarse con una buena organización de tu día a día, llena tu vida de nuevas aspiraciones y propósitos a largo plazo con el objetivo de superarse a uno mismo.

 

 

Cómo diferenciar la ansiedad por comer con el hambre real

Cuanto más tiempo lleves con la ansiedad por comer más complicado será diferenciarla del hambre real, ya que comenzarán a unirse ambas situaciones hasta llegar a punto que será casi imposible diferenciarlo.

Este tipo de situación es mejor intentar corregirla lo antes posible, para evitar alcanzar este extremo. Algunas de las pistas que podemos observar para diferenciar la ansiedad por comer con el hambre real son:

  • El hambre real va apareciendo poco a poco de manera progresiva, incluso podremos aguantar sin comer sin ponernos nerviosos. Mientras que, la ansiedad por comer aparece de repente y es realmente difícil no ir corriendo a la cocina a arrasar con todo lo que haya por medio.
  • Cuando se trata de hambre real no importa tanto el tipo de comida que vayas a comer, pero cuando es ansiedad por comer suele concentrarse en un tipo de alimento concreto y en muchas ocasiones suele ser comida basura.
  • Al comer, el hambre real va desapareciendo y disminuyendo poco a poco, mientras que, el antojo de la ansiedad por comer no desaparece hasta que tu dedicas parar, es decir, que el límite lo establece tus emociones o tu tiempo, no el estómago.

 

 

Cómo combatir la ansiedad por la comida

Para poder controlar y combatir la ansiedad por comer podemos seguir los siguientes pasos

Identifica la causa

Para poder optar por el mejor camino para poder gestionar la ansiedad por comer el primer paso será identificar la causa principal. Cuál es el sentimiento que nos incita a actuar de esa forma, puede ser la tristeza, frustración en el trabajo…

Busca la causa que está provocando esto, así es como podremos intentar buscarle una solución alternativa.

 

Gestión de emociones

Es necesario que aprendamos a gestionar las emociones para que no utilicemos la comida como vía de escape cuando la situación se complique.

No veas segmentes las emociones como buenas o malas, simplemente aprende de ellas y entiéndelas.

 

Buscar algún hobby

Una buena alternativa es buscar un hobby que te guste o apasione para que te ayude a relajarte y mejorar tu día.

Puedes centrarte en dibujar, leer un poco, hacer recetas saludables en la cocina, ejercicio al aire libre, salir a dar un paseo…

 

Organizar tu día

No permitas que el día transcurra y dejes que te domine. Organiza tu día para enfocarlo a tu sueño y que el día vaya sucediendo como habías organizado.

Es cierto que habrá imprevistos, pero no permitas que eso interfiera en tu objetivo de ser mejor.

 

Practicar yoga

Una sesión de yoga al día te ayudará a liberar tensiones y la mente. En este mismo blog encontrarás algunas claves para comenzar yoga en casa que te ayudarán a sacarle el máximo partido.

Además, también es útil que elabores un diario de yoga para anotar todos tus progresos mentales y tus avances en esta filosofía.

 

Dormir lo suficiente

Una mente descansada es una mente tranquila, durmiendo las horas que necesites podrás tener más relajada tu mente y reducir la ansiedad por comer.

Si te cuesta dormir, puede recurrir a algún tipo de infusión relajante o incluir en tu alimentación alimentos para dormir mejor.

 

Espero haberte ayudado a conocer un poco cuales son algunas de las causas por las que suele manifestarse la ansiedad por comer, y siempre puedes incluir algunos de estos consejos para ponerle freno.

En este vídeo encontrarás unos tips que te ayudarán perder peso ¡Toma nota!

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!