moderse-unas

Esta práctica es más común de lo que debería, con un nombre más técnico a este hábito se le conoce como onicofagia y puede conllevar a una serie de riesgos que debemos tener en cuenta.

 

Riesgos de comerse las uñas

Además de los problemas estéticos en las manos que puede conllevar el hecho de morderse las uñas con frecuencia, puede provocar diversos problemas que deberás tener en cuenta:

Desplazamiento dental

Morderse las uñas con frecuencia puede ocasionar el desplazamiento de los dientes o incluso nazcan torcidos si se comienza en la etapa infantil.

Lo que hará que el tratamiento con ortodoncia sea más costoso y larga en el tiempo.

 

Infecciones bacterianas

Es muy probable que aparezcan varias infecciones bacterianas en la boca por el hábito de comerse las uñas con frecuencia.

Esto puede conllevar a que tengamos molestias en las encías, gingivitis o la aparición de llagas y aftas.

 

Aparición de aftas o llagas

Esta situación esta muy relaciona con la anterior, pero además, al morderse las uñas es más probable que nos mordamos la lengua u otras partes del interior de la boca por accidente produciendo aftas.

 

Producción de paroniquia,

Esta situación puede resultar peligrosa si surge y no le ponemos acción. Al morderse las uñas se incrementa el riesgo de que la piel que está debajo de la uña se inflame produciendo un dolor constante.

Si esta situación surge deberás acudir a un dermatólogo para ponerle remedio cuanto antes.

 

Deformaciones de la uña

Como cada vez que te muerdes las uñas no se quedará nivelada es muy probable que se altere su crecimiento, lo que implica que puedan surgir deformaciones o se comience a juntar demasiado con la piel.

 

Infecciones en la uña

Además, durante el crecimiento de la uña pueden surgir infecciones que necesitarías tratar con medicamentos.

 

Pérdida de la uña

En casos más extremos, se podría perder la uña por un crecimiento indebido, roturas internas de la uña o infecciones.

Por lo que te recomiendo especial atención para su cuidado y evitar en lo máximo posible el hábito frecuente de morderte las uñas.

 

 

Técnicas para dejar de morderte las uñas

Cuanto más tiempo lleves con este hábito más difícil puede resultar eliminarlo, pero estas técnicas puedes ayudarte en gran medida a conseguirlo.

Trata de averiguar porque lo haces

Las razones más comunes para morderse las uñas suelen ser aburrimiento o nerviosismo, una vez que detectes cuál es la razón de esto intenta buscar un sustituto que no te afecten.

Puedes utilizar slime, mascar chicle o practicar ejercicio como una alternativa.

 

Tener las uñas siempre pintadas

Si terminas pintándote las uñas de algún color te será más difícil actuar como de costumbre ya que te llamaría más la atención y podrías ponerte freno.

No importa si eres hombre o mujer, puedes recurrir a algún esmalte de uñas o utilizar un color transparente pero que haga de capa protectora.

 

Mantener las manos ocupadas

Otra solución es tener siempre algo en las manos, un bolígrafo por ejemplo, para que puedas resistir la tentación de una forma más efectiva.

 

Untar en las uñas una sustancia que te desagrade

Puedes utilizar un poco de picante o vinagre para que el sabor de la uña sea desagradable y así con el tiempo dejes de hacerlo.

 

 

Conclusión

Según varios estudios, este hábito como es morderse las uñas comienza especialmente en la niñez o en la adolescencia y puede deberse a diversos aspectos como el nerviosismo o el aburrimiento. A medida, que la persona se acerque a la edad adulta será más difícil de controlar el hábito, pero esto no quiere decir que sea imposible erradicarlo.

Como vemos, la onicofagia o el hábito de comerse las uñas puede conllevar a diversos riesgos que no solo involucran el nivel estético. Por esto, es esencial intentar ponerle freno cuanto antes mediante diferentes técnicas.

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!