tarta de queso sin horno

Cómo hacer tarta de queso sin horno

Hoy os traigo la receta tradicional americana de la tarta de queso sin horno, lo que la convierte en una forma de preparar una increíble cheesecake de manera muy fácil.

He preparado la receta para que podáis hacerla tanto personas principiantes en la repostería como más avanzados con unos pasos muy sencillos de seguir, y que os salga una increíble cheesecake casera.

La tarta de queso es una de las recetas que más gustan debido a su delicioso sabor y consistencia, si eres un auténtico fan de las tartas tienes que probar esta versión sin horno.

 

Ingredientes para la tarta de queso fría

Para la elaboración de esta cheesecake sin horno necesitaremos los siguientes ingredientes.

Ingredientes para la base

2 paquetes completos de galletas tipo María
100 gramos de mantequilla o margarina
1 paquete de almendras o cacahuetes

 

Ingredientes para el relleno

400 gramos de nata líquida al menos 35% materia grasa
2 sobres de cuajada
500 gramos de queso de untar light
Mermelada de fresa sin azúcar añadido

 

En algunos países como México, argentina, chile… es muy difícil encontrar cuajada en polvo, así que puedes sustituirlo por 6 láminas de gelatina neutra. Recuerda que deberás ponerlas en remojo en agua caliente unos 10 minutos antes de utilizar. Los pasos a seguir serán exactamente los mismos.

Con estas cantidades podremos preparar una tarta de queso sin horno que nos darán unas 10 raciones aproximadamente. Por otro lado, en este mismo blog podrás encontrar una receta de tarta de queso más saludable por si estás buscando algo más de ese estilo.

 

Preparación de cheesecake sin horno

Antes de comenzar con la receta de esta tarta de queso sin horno debes saber que necesitamos un molde desmontable para poder hacerla correctamente, o eso o algún recipiente que tenga bordes para sostener la receta.

Si optas por la segunda opción no podrás sacar la tarta de queso de ese recipiente, podrás cortarla y sacar el trozo, pero no la tarta por completo. Por esta razón, te sugiero utilizar un recipiente desmontable.

molde-desmontable

Tras esta pequeña apreciación sobre la tarta de queso sin horno, vamos a comenzar con la receta completa.

Preparar la base

En primer lugar, para preparar la base de nuestra cheesecake trituraremos las galletas estilo maría. Para hacer esto, podemos introducirlas todas en una bolsa hermética y pasar un rodillo por encima, así las galletas quedarán en trozos muy pequeños.

Una vez las galletas estén molidas, las mezclaremos en un bol con la mantequilla derretida y el fruto seco en trocitos que hayamos elegido (cacahuetes o almendras).

 

Vierte la masa en el molde

Antes de nada, para poder despegar luego la cheesecake de nuestro molde desmontable es preferible colocar papel de hornear en la superficie o papel film para que no se nos quede pegada a la base.

Una vez hecho esto, vierte la masa de galletas en el fondo del molde e introduce en la nevera por unos 20 minutos para que coja consistencia y pueda soportar el peso de la tarta de queso sin horno completa.

 

Para el relleno

Mientras la base va tomando consistencia, podemos ir preparando nuestro relleno de la tarta de queso sin horno. Para esto, tomaremos una olla y pondremos a calentar a fuego medio la nata.

Removemos con mucha frecuencia y añadiremos la cuajada y el queso de untar. Es importante que remuevas hasta que esté todo bien mezclado y una vez comience a hervir apagar el fuego inmediatamente.

Es importante que no lo dejes mucho tiempo hirviendo porque estropeará el sabor de la tarta, pero sí tiene que llegar a hervir para activar el efecto de la cuajada.

 

Montar la tarta de queso

Una vez hayan transcurrido los 20 minutos de la base de galletas, vierte el relleno encima e introdúcelo de nuevo en la nevera por al menos 6 – 7 horas completas para que coja consistencia.

 

Decoración y presentación

Una vez transcurrido este tiempo y nuestra tarta de queso sin horno esté lista, solo tendremos que decorarla. Podemos utilizar mermelada de fresa por encima, fresas naturales, algún fruto seco o colocar algunas hojas de menta para que le ofrezca color y hacerla más vistosa.

Tarta de queso sin horno

Autor Violeta Costas

Ingredientes

  • 2 paquetes galletas estilo maría
  • 100 gramos mantequilla
  • 1 paquete almendras o cacahuetes 200 gramos
  • 400 gramos nata líquida
  • 2 sobres cuajada
  • 500 gramos queso de untar light
  • Mermelada de fresa

Elaboración paso a paso

  1. Triturar las galletas

  2. Mezclar las galletas trituradas con la mantequilla derretida y los frutos secos cortados en trozos

  3. Vierte el resultado en la base del molde e introdúcelo en la nevera unos 20 minutos

  4. Coloca en una olla a fuego medio la nata líquida y vierte poco a poco el queso de untar y cuajada

  5. Remueve todo con frecuencia hasta que comience a hervir y retíralo rápido. 

  6. Vierte el resultado sobre la base de la tarta de queso preparada anteriormente

  7. Introdúcela de nuevo en la nevera por al menos 6 - 7 horas

  8. Decorar la cheesecake

Espero que os haya gustado esta receta de cheesecake sin horno y acabéis poniéndola en práctica. La tarta de queso es una de mis recetas de desayuno preferidas para cuando me apetece algo especial, y la verdad es que se comienza el día de otra manera.

Si la conservas en la nevera puede durarte en buen estado hasta 7 días sin problemas, por lo que si la haces para ti te puede durar perfectamente durante toda la semana.

Ahora toca añadir esta receta a tu cuaderno de recetas y comenzar a prepararla ¡Te va a encantar!

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!