señales demasiado azucar

El azúcar refinado es el veneno principal de nuestra alimentación, y que es uno de los principales culpables de múltiples enfermedades que nos suceden.

Lo más habitual es pensar que estos síntomas solo afectan a las personas que padezcan de diabetes, pero lo cierto es que puede darse en cualquier tipo de persona. Especialmente, esto ocurre cuando no se lleva una alimentación saludable y recurrimos con frecuencia a alimentos procesados, picoteos insanos o comida rápida.

En este artículo voy a explicar los 7 síntomas más comunes que suelen aparecer cuando tomamos más azúcar de la cuenta.

 

 

Síntomas de estar tomando demasiado azúcar

Las siguientes señales son algunas de las más comunes que suelen aparecer, pero también debes conocer que cada persona puede presentar algunas adicionales a estas.

Cansancio

Cuando tomamos demasiado azúcar es posible que en cuestión de minutos nos sintamos algo hiperactivos o que nos notemos con más energía, pero lo cierto es que solo es una sensación engañosa que acabará yéndose en cuestión de unos minutos.

Esta situación enérgica solo se dará en el momento después de tomar demasiado azúcar, en el resto del día te notarás sin ganas de nada, con bastante cansancio y en algunas situaciones más sueño de la cuenta a pesar de dormir bien por las noches.

 

Mucha sed

Un consumo alto de azúcar favorecerá la deshidratación de nuestro cuerpo, esto provocará que tengamos mucha sed con más frecuencia de la habitual.

Además, esto puede acompañar que nuestra piel esté más seca de lo habitual provocando descamación o irritaciones en la misma.

 

Infecciones de orina frecuentes

Esta situación se da especialmente en mujeres. Al contar con frecuencia con unos niveles de azúcar altos incrementa la probabilidad de padecer infecciones de orina y del tracto urinario, especialmente a causa del hongo cándida, ya que esta situación de azúcar algo favorece la producción de bacterias en esta zona.

 

Dificultad para concentrarse

Un exceso de azúcar provocará que a nuestro cerebro le cueste más obtener energía, ya que no se libera correctamente en nuestras células.

Esta situación conlleva a que nos cueste tomar decisiones sencillas y complejas, concentrarnos o poder memorizar apuntes.

 

Tienes hambre todo el día

Los niveles alto de azúcar en sangre provocados por una mala alimentación obligan a que la glucosa no se libere en las células. Esta situación conlleva a que nuestro cuerpo nos pida más comida porque no ha podido obtener la energía del anterior bocado.

La mejor opción para evitar esto es llevar una alimentación saludable con alimentos naturales y con la menor cantidad posible de azúcar refinado.

 

Problemas hormonales

La alteración de la glucosa en sangre de manera constante puede alternar nuestras hormonas, produciendo situaciones de retraso o adelanto de la menstruación o  aparición de calambres musculares.

 

Irritabilidad o depresión

Debido a la sensación enérgica que se produce tras tomar azúcar, puede alternar nuestro humor provocando que nos volvamos más ansiosos y nos irritemos con facilidad.

En casos más extremos puede llegar a una situación de depresión. Esta situación es causa de que nuestro cerebro necesita glucosa para realizar sus funciones, pero de manera constante no a través de picos de azúcar.

 

Hasta aquí este artículo con algunos de los síntomas más comunes de estar consumiendo demasiado azúcar en tu alimentación. ¿Cuentas con alguno de estos síntomas?
La mejor forma de prevenir este tipo de situaciones y ponerles freno es comenzar un estilo de vida saludable con una correcta alimentación.

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!